Aunque los zapatos de tacón no tengan muy buena fama, respecto a l buen cuidado de nuestros pies, debemos deciros, no tiene porque ser así.  

El elegir un buen zapato, un ejemplar  fabricado con materiales de calidad y una horma idónea para cada pie, es esencial para no tener  ningún problema para el buen cuidado de nuestros pies.

Siguiendo algunos de estos consejos, podrás lucir unos pies perfectos con y sin tacones.

Hábitos generales recomendables:

- Andar descalzos. Cuando hace buen tiempo no hay sensación más agradable que caminar por un prado o por la playa. Ahora que hace más fresquito podemos ponernos unos calcetines (no muy apretados) y andar por casa, por encima de alfombras y demás, o tener unas zapatillas con la suela blandita, son de lo más agradables

Este simple hábito ayuda a mejorar la circulación y los pies estarán mucho mejor.
- Hacernos masajes. Nos los podemos hacer nosotros mismos, o si somos afortunados nos los puede hacer alguien. Y no sólo irá bien para nuestros pies, nosotros también estaremos mucho mejor después de esta sesión de relax.

Se debe usar siempre crema hidratante (o aceites esenciales), dando suaves masajes, incidiendo en el talón (que es la parte más castigada) y así evitar las durezas.

Para los pies con callos:

 

- Poner los  pies habitualmente a remojo en agua con sal.

- Acudir al podólogo para que nos ayude a eliminar las durezas o callos. 

El cuidado diario de los pies:

 

- Usar calcetines o medias. Así evitamos roces, se absorbe la transpiración natural de nuestra piel y  evitamos los hongos.

- Poner polvos talco en el calzado.

- Llevar siempre el calzado del tamaño adecuado para nuestros pies.

- Utilizar calzado con el arco adecuado a la forma de nuestros pies, que no opriman los dedos y se ajusten a la perfección.
Para pies cansados: 

- Poner los pies en alto todos los días, esta posición ayudará  a que circule mejor la sangre por todo nuestro cuerpo. 

- Otro ejercicio diario muy recomendable para mantener los pies en plena forma, es tan sencillo como mover una pelota de tenis con la planta del pie. 

Esperamos que estos sencillos consejos os puedan servir para poder mantener vuestros pies en plena forma tanto estética como física.