Un look de fiesta vive de muchas cosas: de un outfit redondo y favorecedor, de una joya especial que lo reinvente por completo, de unos tacones de vértigo y, por supuesto, de un look de belleza sublime.

Porque ninguno de estos elementos (imprescindibles) se elevan a la categoría de rotundos si no conviven de manera civilizada en un mismo look.

Hablando de belleza, maquillaje y cabello juegan un papel fundamental. Y lo hacen a partes iguales. Porque ambos se merecen un capítulo aparte, empezamos con el make-up, desvelando el décalogo que asegura su éxito. Cómo alargar la vida del lipstick, cómo combinar la barra de labios con la laca de uñas, cómo inspirarnos en las celebs más influyentes…

- Hidrata, hidrata. Aunque existe un extenso elenco de cosméticos it prescritos para ser usados antes de una noche de fiesta, solo con aplicar una crema hidratante para preparar la piel, es suficiente. Eso sí, después pasar un pañuelo de papel para retirar el exceso”.

- La base, con mesura. Las palabras noche y fiesta no tienen por qué llevar implícitas una carga excesiva de maquillaje. Más bien todo lo contrario. Por eso, a la hora de aplicar la base, extenderla de forma homogénea e insistir después sólo en las zonas que requieran más cobertura. Pero sólo en ellas. Sólo así puedes conseguir una piel tan nívea y natural como la que luce Dree Hemingway. También es importante, aplicar polvos matificantes en las zonas de tu rostro que tienden a brillar más con el paso del tiempo.

-Observa y actúa. Los total looks que conjugan los mismos tonos del look de moda con los del maquillaje no resultan favorecedores. Basta Sin embargo, una buena estrategia sí contempla tener en cuenta el outfit. “Si el vestido tiene varios tonos, lo mejor es optar por un maquillaje con matices neutros, como un color topo o ahumado, declinado en versión intensa o suave”. Si, por el contrario, el item clave de tu look es de un solo color, te puedes permitir una sombra o un lipstick más más energy.

-Divino eyeliner. Es una de las tendencias estrella de la temporada. Si quieres explorar su uso: “Marca un diminuto punto en la zona del párpado donde quieres que termine tu trazo de eyeliner. Cierra después el ojo y traza una línea sobre las pestañas superiores. Une después esta línea con el punto de referencia”, y para terminar, con el ojo ya abierto, equilibra el trazo”.

-Efecto vinilo. Tendencias:“Los labios efecto lacado: bien maquillados con barras ricas y con un toque de gloss”. Respecto a los ojos, tonos verde botella acentuados con eyeliner y sombra negra para alargarlos”.

-Busca tu musa. Es mejor que cada mujer tenga como referencia su propio rostro y sus necesidades a la hora de crear su look”.

-Kiss me. Es un deseo universal para (casi) todas las féminas: alargar la vida de su color de labios, sobre todo por la noche. Para hacerlo realidad es importante recurrir a un básico en ocasiones olvidado: el perfilador de labios. Su modo de uso es sencillo, pero clave: “Elige uno del mismo tono que tu lipstick. Perfila y rellena el labio con él antes de aplicar la barra”.

- El dúo prodigioso. Nos referimos al formado por la barra de labios y la laca de uñas, ambos elevados a la categoría de accesorios de moda. Es importante maridar los tonos de ambos items cuando van a usarse juntos en un mismo look. “Siempre es un acierto seguro que combinen entre sí”.

-Te lo puedes permitir. Aunque existe una regla escrita que apuesta por buscar el equilibrio, evitando enfatizar dos mismos puntos del rostro a la vez, se pueden maquillar ojos y labios de forma intensa en un mismo look, pero con sentido común. “Si eliges la combinación de colores adecuada, tanto labios como ojos pueden destacar dentro del mismo look”.

-Un básico en tu clutch. Porque somos conscientes de las (reducidas) dimensiones de una cartera de noche, recomendamos fervientemente que elijas productos infalibles que refresquen tu look con un solo gesto.

Fuente_vogue.es