El pareo es una de las prendas por excelencia del verano.
 Si en las vacaciones buscas sol arena y mar, no olvides llevar pareos para la playa ya que son multifuncionales y con diferentes estilos como los estampados, traslúcidos, con broche, etc.
El pareo es una de las prendas por excelencia del verano, si bien aparenta ser un simple trozo de tela, nos envuelve en un manto de seducción, elegancia y gracia. Se adapta a todas las situaciones y su versatilidad es sorprendente, su encanto perdura en el tiempo y es una prenda que nunca pasará de moda.
Su principal importancia radica en la simplicidad de su forma y en la funcionalidad de su uso, se ajusta a todos los tipos de cuerpo y según el modo de vestirlo acentúa nuestros atributos o esconde nuestras inseguridades.
Un pareo es capaz de ayudarte a favorecer algunas formas del cuerpo, desde la zona del busto hasta las caderas y el abdomen.
Los hay grandes, pequeños, cuadrados, rectangulares, en forma de triángulo, de color entero y estampados, de tela plana y con un millón de aplicaciones.
Aunque en teoría el rectangular grande es el más práctico pues dependiendo de la manera que lo dobles, enrolles o anudes te dará una gama más amplia de formas de llevarlo.
En cuanto a los colores, si tu bañador  o bikini es de color entero, pues el pareo debe ser el encargado de aportar los tonos vivos, estampados de temporada o las aplicaciones y pedrería que te quedarán perfectos.
Si tu bañador es una pieza de arte por sí mismo, colorido y con accesorios , pues es mejor que elijas colores mas sobrios.